Orientación familiar

A veces las familias no cuentan con los recursos necesarios para solventar sus problemas. La terapia familiar puede ayudar a estrechar vínculos y hacer frente a la situación.

No hay ninguna familia igual, pero ninguna familia es perfecta. Los roces y las dificultades que enfrenta una familia pueden poner en riesgo la convivencia si no se tratan correctamente. Y para ello, a veces necesitamos la intervención de un especialista. En Clínica CPA ofrecemos apoyo y orientación familiar en conflictos familiares, ya sea dentro de la unidad familiar o en la familia más extensa. Nuestra finalidad es la de fortalecer los vínculos familiares en todos los ámbitos. La intervención de un profesional no solo ayuda a resolver conflictos presentes, si no que puede servirnos de aprendizaje para resolver problemas futuros.

El asesoramiento parental es de suma importancia en la orientación familiar. Es importantísimo que durante la infancia y adolescencia recibamos estímulos adecuados a nivel emocional, afectivo y social para un correcto desarrollo de nuestras habilidades inter e intrapersonales. Las relaciones desequilibradas, como la sobreprotección, la falta de disciplina o las relaciones abusivas a nivel emocional, pueden hacer mucha mella en el futuro de nuestros hijos. Para tener una correcta vinculación con ellos, dispondremos de los mejores especialistas para una terapia exhaustiva y eficaz que proporcione las herramientas que, en un futuro, nos capacite para resolver confrontaciones durante la convivencia, mejorar lazos afectivos y llevar una comunicación adecuada como elemento fundamental en el hogar. Igualdad, vinculación, responsabilidad y respeto.

En terapia se suele observar que, con frecuencia, las situaciones problemáticas tienen como base una comunicación deficiente y la falta de entendimiento. Los problemas en la adolescencia, las peleas entre hermanos o los divorcios pueden desestabilizar la relación y el bienestar individual de los distintos miembros de la familia. La terapia ayuda a mejorar estos problemas, a poner límites entre los miembros de la familia manejando a la vez las características personales de cada miembro. El proceso de orientación familiar debe de ser constante, gradual y siempre de carácter progresivo. En ocasiones es necesario coordinarlo con el ámbito escolar, el laboral y el matrimonial.

Otras veces, son los factores ambientales los que llevan a la familia a una situación límite: los problemas financieros, la pérdida del empleo, problemas en el ámbito escolar, las enfermedades crónicas o las adicciones pueden debilitar el núcleo familiar. La terapia familiar dará a la familia los mecanismos para confrontar la situación, convivir con ella y, si fuera posible, resolverla.

El proceso de orientación familiar tiene que partir con la finalidad de ayudar, no de imponer. Desde la objetividad que ofrece un especialista, la familia será capaz de evaluar y acercarse a cada miembro de la familia, descubriendo sus preocupaciones y necesidades e identificar sus problemas en el tiempo. En otras palabras, para crear un bloque familiar hay que ir ladrillo a ladrillo e identificar un nexo de unión, no solo el consanguíneo.

Terapia y orientación familiar en Valladolid, Ávila y Salamanca

Si sufres una situación familiar complicada o que eres incapaz de gestionar, en CPA Psicólogos te daremos todas las pautas para evaluar la situación y hacerle frente. La terapia te ayudará a mantener una relación sana, comprensiva y constructiva con tu familia.